17.3.10

Teme Colombia a Chavez?

Ayer tuve la oportunidad de asistir a la presentación, por parte del Vice Presidente de Colombia Francisco Santos Calderon, de un documental sobre la producción de cocaína en ese país, titulado "Sniffing the Forest". Debo decir que me causó gran impresión, por cuanto puede observarse la utilización de cemento, químicos y gasolina en el proceso de producción de la pasta de coca, así como también la destrucción, y contaminación ambiental que el cultivo de coca, y producción de cocaína dejan tras sí. Debo confesar que ignoraba el hecho de que Colombia es el país con mayor bio-diversidad por kilometro cuadrado, o que las minas anti persona utilizadas por la narco guerrilla han cobrado mas de 30 vidas. En suma, un documental sumamente interesante. Considero significativo y loable, el hecho de que el Vice Presidente de Colombia, quien en una oportunidad fue secuestrado por Pablo Escobar, haya tomado una posición tan activa en la diseminación de información sobre el flagelo de la cocaína. A ese fin, el gobierno de Uribe ha iniciado un programa, llamado "Shared Responsibility" (responsabilidad compartida), cuyo objetivo es alertar e informar a la ciudadanía, en mercados de consumo, sobre lo que hay detrás de la cocaína. Uno de los argumentos de Santos Calderon que me pareció mas contundente fue el exponer la hipocresía de quienes en Europa se dicen preocupados por el medio ambiente, reciclaje, cambio climático, etc., y a la vez consumen cocaína, cuya producción incrementa los indices de criminalidad, obliga a millones de familias a desplazarse, causa miles de muertes, y atenta contra el medio ambiente, contribuyendo, dice Santos, con el cambio climático.

Ahora bien, el propósito de mi visita era principalmente el de increpar al Vice Presidente Santos sobre la posición de su gobierno con respecto, en primer lugar, al hecho de que Venezuela se ha convertido en puerto de salida de la mayor parte de la cocaína que se produce en Colombia, y, en segundo lugar, la posición de Colombia con respecto a la relación de apoyo y connivencia del régimen de Hugo Chavez para con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Lamentablemente, para la credibilidad de los admirables esfuerzos que la administración de Uribe ha hecho hasta los momentos en combatir la narco guerrilla, el Sr. Santos, luego de reírse ante la incomoda pregunta, que causó revuelo en el auditorio, dijo que no podía contestar, salvo mencionar que su gobierno esta tratando de restablecer el dialogo, a través de canales diplomáticos, con el régimen de Chavez. En conversación posterior le indiqué al Sr. Santos que mi intención era tan solo un reflejo de lo que muchos venezolanos pensaban, por cuanto es hecho publico y notorio, que Colombia posee una cantidad considerable de evidencia, que demuestra que lo de Chavez y las FARC va mucho mas allá de simples reuniones en Miraflores. Por tanto, me parece hipócrita, afirmar que Colombia esta combatiendo en todos los frentes posibles a las FARC, cuando es igualmente notorio que no se esta haciendo nada con respecto a quien apoya, financia, y protege a las FARC.

En respuesta a una de las preguntas, Santos Calderon dijo que, finalmente, la responsabilidad de combatir el crimen organizado y el narco-terrorismo, recae sobre cada uno de los países de la región, con lo cual estoy en completo acuerdo. No obstante, si Colombia no se atreve, por cuestiones de índole político o comercial, a confrontar a Chavez con toda la evidencia acumulada en los últimos años, por lo menos que comparta con el mundo la información que posee sobre Chavez y las FARC. Si de lo que se trata es de responsabilidad compartida, de crear conciencia, y el esfuerzo es sincero, eso es lo menos que  Colombia podría hacer. Por la paz y bienestar de sus ciudadanos, y del mundo.

6 comments:

Frank J. said...

Excelente mi apreciado amigo, muy bien escrito. Hay que continuar la labor con todos los medios posibles y tus reportajes son de gran importancia. Adelante, estoy a tu lado. Frank

StJacques said...

Claro que Colombia teme de los daños causados por la interrupción del comercio con Venezuela. En defensa de la administración del presidente Uribe, vale la pena decir que él encabeza un gobierno que se preocupa por su gente. Pero estoy plenamente de acuerdo con tigo Alek, que Colombia debe seguir una línea más dura con Venezuela por sus vínculos con las FARC y todo lo relacionado con la cocaína. Pero el resto del mundo debe hacer lo mismo. Y ese es el problema.

Por desgracia, el contexto internacional en que Colombia opera cuando trata de presentar los problemas de la asistencia externa dada a las Farc no es propicio para un diálogo saludable. Todavía tenemos el ejemplo del asunto de Raúl Reyes antes de nosotros, cuando la OEA, bajo el liderazgo del desgraciado José Miguel Insulza, vino al rescate del Ecuador y las FARC-y que también debe ser mencionado, Hugo Chávez-cuando se condenó a Colombia por un acto de legítima autodefensa que está totalmente justificado en virtud del derecho internacional.

Colombia aprendió la lección-que se enfrentará el aislamiento diplomático si se hace frente a las FARC y Hugo Chávez por cualquier otro medio que las negociaciones propuestas por Insulza y la OEA, en la que piden la cesión de territorio nacional a la narco guerrilla. Y yo me avergüenzo de decir que mi propio país, los EE.UU., no hizo nada para proteger a Colombia del asalto diplomático de Insulza y sus compinches criminales. La pura verdad sobre todo esto es que Bush no tuve un par.

Tal vez sería mejor preguntar-¿Teme Colombia el aislamiento diplomático más que teme a Hugo Chávez? Yo creo que si.

StJacques

 

AB said...

Como le expresé personalmente a Santos Calderon, Colombia tiene mucha evidencia que incrimina al binomio Chavez - FARC. Mas allá de consideraciones políticas, todo apunta a que el gobierno de Uribe ha cedido a las presiones del sector empresarial colombiano, que ha disfrutado en los últimos años de la necesidad de Venezuela de importar la mayoría de sus insumos. En condiciones normales, tal actitud no seria en lo absoluto cuestionable. Sin embargo, cabe preguntar, justifican los 6-7 mil millones de dólares que empresas colombianas perciben de Venezuela anualmente la lenidad del gobierno de Uribe para con Chavez?

En mi opinión, no existe balance comercial positivo que justifique una actitud permisiva ante el terrorismo, por cuanto el costo humano, que representa la falta de acción política para devengar esos 6-7 mil millones, es totalmente inaceptable.

StJacques said...

"... En mi opinión, no existe balance comercial positivo que justifique una actitud permisiva ante el terrorismo, por cuanto el costo humano, que representa la falta de acción política para devengar esos 6-7 mil millones, es totalmente inaceptable."

De acuerdo Alek. Y repito que creo que la política oficial de Colombia hacia Chávez debe hacer sus vínculos con las FARC más evidente, a cualquier precio.

Pero hay que recordar que Colombia es el único país de la región que lucha contra los terroristas verdaderamente. Por ello, el contexto internacional es demasiado importante. Venezuela y Ecuador son aliados de plano y Brasil apoya a ambos dos. Eso no es nada más que un cerco de Colombia.

El verdadero fracaso en este caso más triste es el de mi propio país. ¿Qué tipo de guerra contra el terrorismo estamos luchando si nos mantenemos en las sombras, mientras que Colombia se enfrenta el peor grupo terrorista que jamás haya existido en el hemisferio occidental? Colombia necesita nuestro apoyo diplomático, sin embargo, nos escondemos de Insulza y los que lo apoyan.

El punto importante que deseo hacer en todo esto es que Colombia pagará un precio que es mucho mayor que el 6-7 mil milliones que sugieres. El aislamiento constante del único país verdaderamente democrático en la región será peor. Sólo los EE.UU. puede enfrentar este desafío.

StJacques

 

AB said...

Venezuela, Brazil, Ecuador y Bolivia son tan sólo 4 naciones. Colombia, junto con EEUU que, dicho sea de paso, también posee una cantidad considerable de intel sobre Chavez y las FARC, deben revelar toda esa información. Luego, que el resto de las naciones del mundo decidan, si vale la pena seguir ignorando la amenaza. Lo que Chavez esta haciendo es una violación a las resoluciones de las Naciones Unidas (1368 y 1373). Apoyar el terrorismo es inaceptable, amen de ilegal en el marco del derecho internacional.

StJacques said...

Sí, en todo caso Colombia y los EE.UU. deben revelar toda de su información de inteligencia sobre las FARC y Chávez.

También el jefe del Mando del Sur de los EE.UU., General Douglas Fraser, debe proporcionar la evidencia que apoya su afirmación de que estos vínculos son comprobados, los cuáles que afirmó el día después de declarar lo contrario ante un comité del Senado de los EE.UU. Y quiero oír la razón por que declaró que no vio esos vínculos el día anterior. Personalmente, yo sospecho que estaba manteniendo una política de ocultar la información de inteligencia sobre las FARC.

Y, por último, México debe revelar todos los detalles del informe de intelligencia de 2006, supuestamente de la Segob, que puso de manifiesto la intervención de Chávez en la revuelta Appista en Oaxaca en el cuál se demostró los vínculos entre los agentes de Chávez, las FARC y varios grupos guerrilleros mexicanos.

Vamos a llevar toda la información a la luz. Y entonces podemos esperar hasta que Insulza pone fin al proceso.

StJacques