18.9.10

Qué pasa si la oposición gana la asamblea en Venezuela?

Mi esposa, quien aunque sigue los acontecimientos políticos de nuestro país desde saludable distancia no deja de estar al tanto, me preguntó en estos días: "¿Y qué pasa si la oposición gana las elecciones de la asamblea?" La pregunta me dejó en silencio, por cuanto me he acostumbrado a pensar siempre en la parte negativa, es decir, en cómo las componendas de Chavez y su ministerio electoral asegurarán la continuidad revolucionaria, y por ende su permanencia en el poder, sin importar mucho la expresión del pueblo a través de las urnas.

Algunos concluirán, "¿Y por qué tanta negatividad en cuanto a nuestras posibilidades?" Al respecto responderé que, desde el referendo revocatorio del 2004, el chavismo logró que germinara, al menos en mi, la duda sobre los resultados de todos los procesos electorales. Y ahora paso a exponer mis motivos:

  1. 2004: Luego de muchos meses de participación en la mesa de negociación, los representantes de la coordinadora democrática, chavismo, y observadores internacionales llegaron a un acuerdo sobre la resolución de la grave crisis política de Venezuela. La vía electoral seria la acordada entre los actores, en un marco de respeto a la constitución y leyes de la república, y demás instrumentos legales internacionales. Todo ello se fue al traste, cuando el CNE de Carrasquero y Rodriguez torpedearon todos y cada uno de los esfuerzos que habían sido acordados entre las partes. ¿Cómo olvidar aquella rueda de prensa, en la cual el Secretario General de la OEA, Cesar Gaviria, desmintió públicamente al director del Centro Carter, Jimmy Carter, cuando éste afirmó que observadores internacionales habían sido testigos del recuento final en la sala de totalización del CNE? A mi desde luego que no se me olvida, ni tampoco se me olvida la irresponsabilidad de los observadores internacionales, al respaldar unos resultados que no habían podido validar por las obstrucciones, ilegales por demás, del CNE. Posteriormente, trabajos de investigación de reputados académicos venezolanos demostrarían la improbabilidad de los resultados anunciados entre gallos y media noche. Pero ya el mal estaba hecho, y Chavez a sus anchas.
  2. 2005: elecciones legislativas. Un técnico venezolano, llamado Leopoldo Gonzalez, demuestra en una votación ficticia celebrada el 23 de Noviembre  ante observadores internacionales en Fila de Mariches, que las maquinitas de lotería devenidas en consorcio de fraude electoral multinacional mantienen la secuencia del voto, y por tanto el secreto del voto está comprometido. La oposición se retiraría en masa de esas elecciones, dejando el campo desierto. Mucho se ha cuestionado dicha decisión durante los últimos 5 años. Pero, ¿cómo participar a sabiendas que el sistema es fraudulento?
  3. 2006: el destino quiso que me adentrase de lleno en la campaña presidencial, durante la cual fui testigo de muchas cosas, ignoradas por la mayoría de la gente. El haber sido miembro del grupo más cercano de colaboradores de Manuel Rosales me permitió, entre otras cosas, enterarme de que la oposición no tuvo testigos en 40% de las mesas a nivel nacional. Eso son 12.000 mesas aproximadamente, o llamandolo de otra forma, 12.000 oportunidades para que los chavistas votaran por ellos, y por todos los que aparecen inscritos en el cuaderno electoral, sin ser vistos por miembros de la oposición. Es la Venezuela rural, la que nadie conoce en Chacao o Petare, o en los platós de television. No me consta que los 7 millones de votos que sacó Chavez fueron obtenidos de forma fraudulenta, pero, y he aquí el punto, tampoco me consta lo contrario. 
  4. 2007: primer referendo de enmienda constitucional. Que si los estudiantes, que si RCTV, que si el Chavez admite derrotas democráticas... Dos cosas de suma importancia para mi. La primera: Chavez no perdió, en mi opinión, ni por los estudiantes, ni sus marchas, ni por RCTV. No. Chavez perdió, por que 3 millones de chavistas, de los supuestos 7 millones que dizque habrían votado por él en el 2006, decidieron quedarse en su casa, y no votar. Chavez perdió por que su primera enmienda dejaba por fuera a todos, inclusive a los chavistas. Chavez perdió por que quiso coronarse monarca, y adjudicarse poder absoluto. Poder para nombrar autoridades a dedo por encima de resultados electorales. Poder para mantener a las fuerzas armadas chequeadas con milicias bolivarianas, armadas, financiadas, y dependientes únicamente de él. Poder para rediseñar unilateralmente la distribución geográfica, institucional y política del Estado. En suma, Chavez se fue de palos, y los leguleyos que normalmente lo apoyan vieron sus cabezas en peligro, y los empleados públicos, que no olvidemos son millones, y los militares, sencillamente, no se prestaron, no sacaron a la gente a votar, ni repartieron el realero que normalmente reparten durante las campañas. Ademas de esto, por cosas del destino, me tope en un viaje a Caracas con Raul Baduel, el mismo que devolvió a Chavez al poder en el 2002. Y éste me hizo un comentario que vino a corroborar lo que muchos pensábamos: en la sede del CUFAN hay monitores que permiten ver en tiempo real el desarrollo de los procesos de votación. Los resultados reflejados en esos monitores permitieron a Baduel comenzar a comunicarse con Tibisay Lucena desde la 1pm del domingo de votación, para decirle que la tendencia era indudablemente a la perdida, y que los militares no permitirían un fraude.  
  5. 2008: Chavez pierde Petare, y Caracas, y Zulia. Que alguien me diga que lo que Chavez le ha hecho a Ocariz, y, sobre todo, a Antonio Ledezma, es conducta de un demócrata, o de alguien que respeta los resultados electorales. Pasó su segunda enmienda, pero eso si, ésta vez se cuidó de repartir bien la cochina, y por ello las focas hicieron su trabajo.  
Con base en lo anterior, entre otras cosas, le respondí a mi esposa:
"¿Qué pasa si la oposición gana la asamblea? En un país democrático, la asamblea es el lugar donde los representantes del pueblo, escogidos en elecciones libres, deciden sobre todos los asuntos que rigen al Estado. Ello significa, que la asamblea, toda vez que se cumplan las mayorías exigidas por ley, puede: 
  1. anular todos los actos, legislaciones, decretos, asignaciones, designaciones, proyectos, y demás acciones violatorias de la constitución del régimen de Chavez, de acuerdo a su artículo número 25. 
  2. Destituir a todos los jueces del Tribunal Supremo de Justicia, y nombrar jueces nuevos. Lo mismo aplica a todo el sistema de justicia.
  3. Destituir al directorio del Consejo Nacional Electoral, y nombrar uno nuevo.
  4. Enmendar la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Politica e introducir la obligatoriedad de realizar elecciones manuales en Venezuela.
  5. Convocar una asamblea nacional constituyente y refundar el estado.
  6. Designar comisiones para investigar todas las acciones que podrian considerarse violatorias de la constitución, hechas por el régimen de Chavez.
  7. Abrirle averiguaciones a Hugo Chavez, y, de ser responsable de violaciones a la constitución y las leyes, declararlo incompetente para el cargo que detenta, y destituirlo. Lo mismo puede hacerse con todos los funcionarios públicos de jerarquía del régimen.
  8. Redireccionar el presupuesto del Estado, revisar y enmendar el actual.
  9. Pasar legislaciones tendientes a descentralizar el Estado.
  10. Suspender relaciones con otros países consideradas como lesivas para Venezuela...
Hice un alto, me di cuenta de que me estaba dejando llevar, y de que mi respuesta nada tenia que ver con la realidad, sino con un estado utópico que no puede existir sino en divagaciones en la Venezuela actual. Retome mi respuesta:
"Claro, todo eso puede pasar en un país democrático. Es decir, si Chavez pierde el control de la asamblea eso será el principio de su fin. Ahora bien, ¿qué posibilidad hay, en realidad, de que esas cosas sucedan? ¿Qué posibilidad existe de que Chavez, sabiendo que todo lo anterior puede suceder y que puede terminar con sus huesos en la cárcel, permita que la oposición gane la asamblea? Ninguna mi amor."

3 comments:

losbrown said...

Pa'mi que habra trampa ya que ni chavez ni FIDEL pueden dejar a chavez perder. Se muere Cuba comunista; tienen que abrir las puertas a los EE.UU para comer. Fracaso total del comunismo en el mundo.
Finita la musica.
Pero al igual que a Fujimori, despues de su ultimo fraude, le quedaran solo meses en el poder.

Punto y basta!! (como dicen en Italia!)

Liz said...

Alek,
Soñar es gratis....

Si la oposición ganara, chávez cambia los numeritos y ya. Entonces la MUD pegaría el grito en el cielo, harían una trasmisión de TV y Ramos Allup diría que le van a hacer una carta a la ONU, la Santa Sede o a María; todo esto mientras Mendoza llora de espaldas a las cámaras. Uy! como que esta historia me la conozco ya?

Mi pronóstico: le van a dar a la opo unos 40 escaños -give or take-, todos contentos y ante el mundo quedan como un gobierno más democrático que'l carrizo. Y de Obama a la Santa Sede les mandan sus felicitaciones.

Colorín colorado...

AB said...

Liz, estoy completamente de acuerdo. En estas elecciones, la oposicion ganara el numero de escaños que Chavez considere apropiado para mantener su parapeto democratico. Ni mas, ni menos.